¿Qué hacer en caso de desmotivación?

DesmotivaciónEn algún momento de tu vida puede que tengas que enfrentarte a tu desmotivación, es decir a una falta total de motivación.

En efecto, en algunas ocasiones a lo largo de nuestras vidas surgen crisis, en las cuales las cosas no salen bien, o no obtenemos los resultados esperados. Hemos establecido una meta, diseñado un plan de acción, puesto todos los recursos necesarios, trabajado horas y horas, nos hemos entregado en cuerpo y alma a sacar adelante nuestro proyecto sin embargo todo ese esfuerzo parece en vano porque los resultados son pésimos.

Entonces llega un momento en el que ya no puedes más. La frustración, la impotencia es tal que te derrumbas. En ese momento surgen las dudas, los miedos y lo peor de todo que la confianza en uno mismo y en el proyecto así como la autoestima se tambalean. En ese instante tus pensamientos negativos toman la riendas de tu vida enfocándose en todo lo negativo y las criticas hacia uno mismo son cada vez mayores.

Llegados a este punto tienes dos opciones: abandonar o motivarte de nuevo y seguir adelante.

Si abandonas en este preciso momento, sentirás que has fracasado, que lo único que has hecho ha sido perder tiempo. Mucha gente no tiene la suficiente paciencia, ni la perseverancia ni la resistencia para luchar por su proyecto. Sin embargo son muchos los casos de empresarios  por ejemplo que han fracasado una y otra vez, pero no dejaron de creer en ellos mismos y en su proyecto, resistieron y al final consiguieron el éxito.

Así que no te rindas, motívate y sigue adelante!!!

Para motivarte de nuevo tienes varias opciones:

  • Motivarte tu mismo
  • Buscar la motivación en familiares o amigos
  • Buscar un mentor emocional
  • Buscar la motivación en tu entorno natural

Para motivarte a ti mismo, empieza por cambiar tus pensamientos negativos por tus pensamientos positivos y deja de criticarte Ya. 

Si has perdido la confianza en ti mismo, hecha un vistazo hacia atrás y analiza todos los logros que has conseguido a lo largo de tu vida. Saca todo lo positivo que tienes en ti. Piensa que los grandes proyectos no se realizaron en un día, reenfócate, busca nuevas opciones. Analiza los resultados que has conseguido hasta ahora y cambia lo que consideres necesario.

Y sobretodo piensa que lo vas a conseguir.

La otra opción para motivarte, es buscar esa motivación en un familiar o un amigo. Pero esa persona tiene que ser una persona de confianza, estar disponible y ser la persona adecuada para motivarte. Tiene que ser una persona positiva, que sabe cómo motivarte, que sepa darte ese impulso que necesitas para enfocarte y empezar de nuevo. Hay ciertas personas que tiene un don especial en hacerte sentir bien y saben como animarte.

Si no tienes un familiar o amigo que te pueda motivar puedes buscar un mentor emocional. Puedes buscar ese apoyo en un Coach o en un mentor. A veces con unas cuantas sesiones puedes obtener resultados increíbles.

Por último, la última opción para motivarte puede ser tu propio entorno natural. Realiza unos cambios en tu casa o en tu oficina, pon más luz, una decoración dónde te sientas bien y motivado. Si no sabes que cambiar o que mejorar, el Feng shui puede ayudarte a realizar esos cambios.

Ánimo tú puedes!!

Leave A Response

* Denotes Required Field